Buscar
  • Txema Morales

LA HISTORIA QUE NOS CONTAMOS

Hace un tiempo que, dentro de mis nuevos hábitos, escribo un diario. En él explico los sucesos más o menos relevantes de ese día, las emociones que he tenido, mis dudas, mis reflexiones, y también las cosas por las que estoy agradecido. No solamente es un diario, en realidad es mi historia. La historia que vivo y siento, solo que expresada sobre papel y tinta.


Este "contar mi vida", me ha llevado a ser consciente de algo que, para mi, tiene una gran importancia. La historia que me cuento está teñida de un color, hasta cierto punto, grisáceo. Una cierta tendencia a una visión "calimera" de mi realidad. Por suerte cuento con mi pepito grillo particular que lleva un tiempo insistiendo en ello, pero al que no daba del todo crédito- Hasta que al leer que digo y como lo digo, ha saltado la liebre. Realmente, soy un calimero. (Calimero, el pequeño pollo negro, es un anime sobre un encantador aunque desafortunado pollo).


Los científicos dicen que estamos hechos de átomos. pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de histories. Eduardo Galeano.

Realmente estamos hechos de historias. Por ese motivo es importante ser conscientes de qué nos contamos y cómo nos lo contamos. La realidad sigue siendo la misma, pero la interpretamos y la convertimos en subjetiva.


He descubierto que, al escribir en mi diario, mi día cambia completamente según las palabras que utilice, según lo que me explique de un suceso, según la interpretación que haga, según el tono que le dé, y según lo que me quiera explicar.

El sabio es aquel que acepta de buena gana todas las circunstancias que la vida trae consigo en cada momento. Marco Aurelio.

Si esto es así cuando solamente realizas un resumen de tu dia, ¿Cómo será en el momento en el que sucede? ¿Cómo será cuando recuerdas el pasado? ¿Cómo será cuando visualizas tu futuro?


Está claro que el prisma por el que pasemos la realidad determinará, en gran medida, que vivimos.


No estoy diciendo que pasemos nuestras vidas por un filtro ultra luminoso. Eso sería totalmente contraproducente, sobre todo cuando debemos enfrentarnos a golpes y reveses, cuando tenemos que transitar duelos, o trabajar heridas.


Lo que quiero expresar, es que la mayoría de lo qué nos pasa lo podemos contar de manera que juegue a nuestro favor.


La vida tienes algún reves importante, pero el resto es pura interpretación. Simple y llanamente. No existe situación, exceptuando las graves, que tenga el poder de sacarnos de nuestros centro.


En lo bueno y en lo malo, y dejando parte las desgracias graves, lo que uno se encuentre y le suceda en la vida importa menos que el modo en que lo sienta. Arthur Schopenhauer.

Releyendo las páginas de ese diario soy consciente de que depende de mi contar la mejor de las historias. Releyendo mi vida, me doy cuenta de cuantas veces he llevado las gafas con una graduación que no me permitía ver con claridad.


Hay muchas situaciones, la gran mayoría, sobre las que no podemos actuar, sobre las que no tenemos ningún poder, sobre las que nuestro empeño no surte efecto. Quizás la felicidad, quizás, hable mucho más de historias y mucho de menos de hechos.


by Txema Morales. Escritor y Coach.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

NAVEGANTES