Buscar
  • Txema Morales

DESIERTOS

Toqué la arena con mi mano, y sentí como cada uno de los granos que la componían se escurría entre mis dedos, poco a poco, lentamente. Querían dejar una marca en mi piel, algo que los recordase más allá del instante que habían sido reconocidos.


Todos ellos caían donde habían nacido, y a donde les correspondía estar, en aquella duna sin nombre, de aquel desierto sin fin.


Levanté la mirada. Había dejado de contar hacía largo tiempo. Había dejado de enumerar vidas, tiempos, dunas y desiertos. Y a pesar de ello, allí estaba. Caminando. Arrastrando mis pies bajo un sol abrasador.


La misma vida, de otro tiempo. La misma duna, de otro desierto.


Bajé la mirada. Di otro paso, otro, uno más. Quizás un millar. Dejé de contar. Paré.


Toqué la arena con mi mano. Aquellos diminutos granos buscaban dejar su impronta, aunque solo fuese por un instante. Cerré los ojos.


Entonces ocurrió. Entre mis dedos un pequeño grano de arena no volvió al resto.


Desperté. Suavemente, noté una mano rozando las mías, y al girarme vi sus ojos observándome.


Entonces fui consciente que viviría mil vidas y cruzaría mil desiertos solo para encontrarla.


Justo en este momento. Justo en este instante.


by Txema Morales. Escritor y Coach.

Photo Boris Ulzibat


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

VOLVER

LISTAS